Trastorno del comportamiento del sueño REM

No debe confundirse el sonambulismo con el trastorno del comportamiento del sueño REM, el cual forma parte, al igual que el sonambulismo, del amplio abanico de las parasomnias. Esto se debe a que principalmente, los sonámbulos sufren de estos episodios durante la niñez o gracias a altas dosis de estrés.

El trastorno del sueño REM, por su parte, está relacionado con enfermedades psiquiátricas y neurodegenerativas severas que reducirán la calidad de vida del paciente notoriamente. Por ello, es importante reconocer la aparición de síntomas anormales en los individuos durante el sueño, en aras de obrar consecuentemente y ayudar a atenuarlos.

En el presente artículo se explicarán todas las implicaciones, síntomas, diagnóstico y causas probables de este trastorno.

Causas y Características

Según los estudios realizados por el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, en casi todas las mujeres y en más del 50% de los casos registrados en hombres, el trastorno del comportamiento del sueño REM indica el inicio de una alteración neurológica severa, normalmente enfermedades neurodegenerativas.

Debido a que el abanico en el cual se pueden presentar estos episodios es alto, el trastorno del comportamiento del sueño REM es más que una dolencia particular, un síntoma de trastornos del sueño severos, al igual que de enfermedades psiquiátricas. En muy contados casos esta afección se debe al estrés o a problemas clínicos menores relacionados con desequilibrios emocionales.

Algunos estudios relacionan el trastorno del comportamiento del sueño REM con el consumo excesivo de sustancias narcóticas. Específicamente, se ha determinado que el síndrome de abstinencia y algunos narcóticos pueden ocasionar estos episodios en personas jóvenes. Los casos que se registran del trastorno en personas menores a los cincuenta años de edad son muy pocos.

En ese sentido, las principales características de este trastorno son:

  • Suele presentarse a partir de la sexta década de edad, principalmente en hombres; los estudios indican que esta parasomnia no es frecuente en mujeres.
  • Se caracteriza por tener ensoñaciones agresivas y conductas sumamente violentas, que emulan las acciones realizadas en las imágenes oníricas.
  • Puede estar íntimamente relacionado con daño neurológico severo como el Parkinson o la Demencia.
  • Los estudios indican que esta parasomnia puede presentarse en personas que sufren de narcolepsia.
  • Está caracterizado por la ausencia de atonía muscular (convulsión que consiste en un breve lapso de pérdida de tono muscular) durante la fase de sueño REM, que es en el momento donde se manifiestan estos episodios, razón por la cual lleva tal nombre.
  • Al despertar, el individuo que sufre los episodios suele retornar rápidamente a la vigilia, al contrario de otros episodios en los que puede aparecer desorientación y confusión en quienes lo sufren.
  • A diferencia de las personas que sufren de terrores nocturnos, los episodios de trastorno del sueño REM no afectan la memoria, razón por la cual los individuos pueden relatar los sueños vividos en consonancia con su accionar agresivo.
  • Estos episodios no suelen manifestarse durante las siestas diurnas, siendo más frecuentes durante la noche.

Estas características son acompañadas por un cuadro sintomático muy particular, que lo distancia notoriamente del sonambulismo.

Síntomas del Trastorno del comportamiento del sueño REM

El trastorno del comportamiento del sueño REM presenta el siguiente cuadro sintomático, el cual se puede agravar con el paso del tiempo al estar relacionado con enfermedades neurodegenerativas como el parkinson o la demencia:

 

Sueños violentos y vívidos

 

Como se ha dicho, los pacientes de este trastorno normalmente presentan sueños muy vívidos en los que describen cómo son atacados por personas o animales. En estos, el individuo ejecuta un papel defensor o agresor y emula tales movimientos con su cuerpo.

 

Cuadros severos de ansiedad y paranoia

 

En algunos casos, los pacientes del trastorno conductual del sueño REM pueden verse afectados por ansiedad, nervios, irritabilidad y desequilibrio emocional durante el día. Asimismo, el paciente puede sufrir trastornos delirantes.

 

El paciente puede sufrir de alteración del movimiento

 

Esto incluye todo tipo de espasmos musculares como temblores, lentitud de movimiento, alteración en la postura, rigidez muscular, alteración del equilibrio y toda clase de dificultades para moverse. Cuando esto sucede, es muy probable que las causas principales del trastorno del sueño REM se deban al mal de Parkinson.

 

Problemas de habla

 

Así como la dificultad motora en los individuos que sufren de esta parasomnia, es probable que tengan dificultades para mantener una comunicación efectiva. Este síntoma se manifiesta en personas con mal de Parkinson.

 

Alucinaciones y pérdida de memoria

 

Cuando el paciente sufre del trastorno del comportamiento del sueño REM por demencia, es posible que sufra de alucinaciones, pérdida de memoria y se deteriore su capacidad de razonamiento.

Todos los síntomas anteriormente descritos son degenerativos, es decir, que se agravarán con el paso del tiempo.

Diagnóstico

Luego de tomar una historia clínica donde se verifiquen los posibles antecedentes del paciente, el más adecuado para determinar exactamente si se sufre de trastorno del comportamiento del sueño REM y si este es ocasionado por otro tipo de afecciones relacionadas con el sueño es la realización de un estudio del sueño conocido como polisomnografía.

Polisomnografía

La polisomnografía es un estudio del sueño que se realiza bien sea en espacios controlados (clínica o laboratorio del sueño) o en el domicilio del paciente donde se mide la actividad cerebral del paciente durante los distintos estados del sueño, la frecuencia cardiorrespiratoria, la actividad muscular, el movimiento ocular y los espasmos musculares que este pueda sufrir durante el descanso.

Este estudio se realiza haciendo uso de un polisomnógrafo y es el más completo de todos los estudios en la materia para poder hacer un correcto diagnóstico de cualquier parasomnia o trastorno del sueño.

Tratamiento

El trastorno del comportamiento del sueño REM no tiene cura definitiva, sino que puede controlarse con el uso de ciertos fármacos que ayudarán a atenuar los episodios.

Entre los medicamentos más utilizados en tratamientos para este trastorno se puede mencionar el clonazepam, el cual es efectivo para controlar la ensoñación anormal y las conductas violentas durante las visiones oníricas del paciente. También es común el uso de carbamazepina y melatonina para controlar a los pacientes del TCSREM.

Estos tratamientos deben realizarse bajo estricta supervisión médica ya que de suspenderse su uso la sintomatología volverá a presentarse en el paciente. La automedicación puede traer consecuencias graves para la salud.

Recomendaciones en caso de sufrir Trastorno del comportamiento del sueño REM

Los estudios indican que es prácticamente imposible identificar el desarrollo futuro del trastorno, sin embargo, en atención a los datos que se manejan de él es posible modificar ciertos patrones de conducta y estilos de vida que pueden ayudar a atenuar las consecuencias, o bien evitar que el deterioro del sistema nervioso pueda acarrear consecuencias graves.

  • En aras de evitar la posible agresión al acompañante del paciente de este trastorno, se recomienda dormir en camas separadas.
  • La paciencia es una virtud que deben tener los familiares del paciente, pues este requerirá de todo el apoyo moral que puedan ofrecerle para que los síntomas de su afección neurológica o psiquiátrica no se agrave rápidamente.
  • Evitar el uso de narcóticos y sustancias nocivas para la salud como el alcohol o el tabaco.
  • Mantener actividad intelectual constante (leer libros y realizar actividades extracurriculares) puede ayudar a prevenir el deterioro de las neuronas.
  • Mantener un patrón de sueño en horarios constantes. En adultos el tiempo recomendado para dormir es de 6 a 8 horas diarias.
Referencias:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *