Insomnio

El insomnio es una patología muy conocida por la inmensa mayoría de la población.

En algún momento, por estrés o distintos problemas, cualquier individuo puede sufrir de insomnio, sea transitorio o crónico.

Esta problemática puede llegar a causar graves consecuencias a la salud, ya que si no es tratada a tiempo, no solo puede causar desequilibrios emocionales, sino enfermedades clínicas severas.

La sociedad neurológica de España estima que entre un 20% y un 48% de la población adulta de ese país sufre de problemas para conciliar o mantener el sueño relacionado con insomnio y cuanto menos el 10% de estas patologías se deben a algún trastorno grave.

Por su parte, solamente en México hay un registro de 40 millones de personas que sufren de trastornos del sueño y no son debidamente atendidos.  

En este artículo informativo hablaremos de algunas de las causas más comunes, diagnóstico, consecuencias y posible tratamiento para el insomnio.

Diagnóstico del insomnio

Aunque no lo parezca, el insomnio es difícil de diagnosticar.

Por diversas razones, el rápido reconocimiento de esta enfermedad es difícil, impidiendo que el médico pueda recetar el tratamiento adecuado para su pronta mejoría.

Factores que retrasan el diagnóstico

 

Poca importancia que se le dan a los problemas del sueño

 

Es común que los problemas del sueño sean relegados a segundo plano entre la mayoría de las personas, sin embargo estas patologías están íntimamente relacionadas con la salud.

Los estudios realizados por la Universidad de Navarra revelan que más del 50% de las consultas realizadas por distintos pacientes en el área de psiquiatría y psicología son por problemas de sueño, sin embargo solo el 30% de estas personas mencionan por cuenta propia su falta de sueño al médico, mientras que el 5% de las personas consultadas acuden al médico a tratar específicamente el problema.

Estos datos dejan de manifiesto que los pacientes no le dan la debida atención al insomnio, considerándolo un problema secundario.

El estrés es un asesino silencioso, culpable de problemas cardíacos, accidentes cerebro-vasculares, hipertensión arterial, diabetes, afecciones musculares, depresión, decaimiento y un sinfín de enfermedades que pueden afectar el correcto funcionamiento del organismo. Por lo tanto es importante que el cuerpo humano tenga un descanso de, como mínimo, seis horas diarias, de manera tal que la salud sea plena.

Por estas razones, el no darle importancia a situaciones como el no dormir es perjudicial. En ocasiones los pacientes que sufren de determinadas patologías como la migraña o el estrés pueden estar siendo víctimas del insomnio y por ello los médicos pueden tardar en determinar las causas.

Un sueño reparador permite la correcta oxigenación del cerebro, reduce el estrés y con ello los puntos de tensión, los cuales son los principales responsables de problemas musculares y en algunos casos enfermedades más severas.

 

Falta de experiencia del médico tratante

 

Según una investigación realizada por el Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universitaria de Navarra en Pamplona, una de las principales razones por las cuales el insomnio es tan difícil de diagnosticar es debido a la inexperiencia en patologías del sueño que hay en el gremio médico.

Esto se debe a las casi incontables sintomatologías que afectan a los pacientes que sufren de insomnio, entre las que figuran como principales causas el estrés y la depresión. Esto puede que desvíe la atención de los médicos, haciéndoles creer que las causas se deben a otros factores.

Pasos para realizar correctamente el diagnóstico del Insomnio

El correcto diagnóstico del insomnio debe seguir pasos sistemáticos que recabarán la información necesaria para construir la historia del paciente y estos son los siguientes:

 

Anamnesis

 

En esta fase de la construcción de la historia, se debe recoger toda la información detallada sobre las características particulares del insomnio, ya que de este proceso se puede orientar un diagnóstico y tratamiento adecuados.

En esta fase, se debe estudiar la duración del insomnio (si es  transitorio, corto o crónico), el nivel de gravedad considerando las consecuencias o repercusiones que causa la vigilia, la naturaleza (si es de conciliación, de mantenimiento del sueño o si el paciente despierta precozmente o si es un insomnio global).

 

Heteroanamnesis

 

El análisis de la heteroanamnesis consiste en estudiar la parasomnia, ya que en estos casos el paciente no es consciente de sus problemas de sueño al estar dormido. Ello indica otro tipo de patologías.

 

Características del ciclo sueño-vigilia

 

Este estudio se realiza ya cuando se ha determinado si el insomnio es de tipo crónico. En este momento el médico tratante debe recopilar información referente a la hora en la que el paciente se acuesta y se levanta, el tiempo de latencia del sueño del mismo, si este tiene periodos de sueño diurnos, consume fármacos, alcohol, drogas o cafeína, así como debe realizar una exploración física y psicológica completa.

 

Estudio Polisomnográfico

 

Esta técnica es la más empleada para realizar análisis o estudios del sueño, ya que aporta una gran cantidad de información que permite determinar las causas del insomnio. Con este, se registra la actividad eléctrica cerebral durante la noche, el tono muscular, el movimiento ocular, el flujo de aire de la respiración, el movimiento respiratorio del tórax y el abdomen.

La representación de esta información se realiza en un hipnograma. Este estudio muestra las alteraciones en la estructura del sueño y la reducción de la cantidad total de sueño que tiene cada paciente.

Causas del Insomnio

Normalmente el insomnio está relacionado con hábitos incorrectos de sueño, depresión, falta de ejercicio, ansiedad, algunas enfermedades crónicas y la utilización de algunos medicamentos. De hecho, algunos alimentos pueden provocar insomnio.

Algunas comidas con alto contenido de minerales y azúcares como las frutas (los nutricionistas desaconsejan consumirlas en la noche debido a que el cuerpo las convierte en grasa al no quemarlas debido a la poca actividad física) pueden ocasionar problemas para conciliar el sueño.

Consecuencias Nocivas del Insomnio

Existen muchas consecuencias emanadas del no dormir bien, que si no se tratan con rapidez, pueden degenerar en enfermedades aún más graves. Aquí se mencionan las más importantes:

 

Depresión

 

Aunque la depresión podría considerarse un problema “menor” a simple vista, puede llegar a tener gravísimas consecuencias si no se trata con la pertinencia necesaria. La depresión puede ocasionar patologías psicológicas severas, así como todo tipo de enfermedades crónicas y degenerativas.

Una visión optimista de la vida ayuda a conservar buena salud, no solo por la implicación de las emociones (las cuales juegan un papel fundamental en la salud del ser humano), sino porque cuando el organismo se encuentra en un estado anímico bajo, el cuerpo no reacciona efectivamente contra ciertos agentes patógenos.

 

Cansancio

 

El cansancio es una de las principales razones por las cuales la productividad laboral disminuye progresivamente. Una de sus causas es, indudablemente, el insomnio. Sin embargo no es solo la poca productividad laboral la que debe preocupar a un paciente con insomnio, sino las implicaciones a nivel neurológico que puede ocasionar el poco descanso neuronal.

Cuando se está sometido a altas cargas de estrés laboral, el cansancio se manifiesta y con él, algunos problemas como la migraña. Cuando el cuerpo no descansa correctamente, el sistema inmunológico se debilita y se hace más propenso a sufrir enfermedades. Un cuerpo agotado es caldo de cultivo para la aparición de infecciones y bacterias.

 

Falta de concentración y deterioro de la capacidad de pensar

 

El no dormir puede generar problemas como la falta de concentración. Esta puede ser perjudicial en trabajos donde sea necesario conservar altos niveles de cognición. Se ha determinado que la causa principal de los accidentes automovilísticos ha sido que las personas no han sabido mantener la concentración ante el volante. Cualquier distracción mientras se conduce puede ser fatal.

 

En el caso de los niños, el insomnio puede causar problemas de crecimiento

 

Los niños requieren de un descanso reparador. Tal es la importancia del descanso en ellos que mientras duermen el organismo libera la hormona del crecimiento. Cuando un niño tiene trastornos del sueño, es probable que pueda tener problemas de crecimiento.

En condiciones normales, un niño debe tener una dieta excelente y un descanso reparador de más de 10 horas al día. Los bebés recién nacidos deben tener un promedio de 16 a 18 horas diarias de sueño, mientras que los adolescentes deben dormir un promedio de 8 a 10 horas. De esta manera su crecimiento será óptimo.  

 

Enfermedades físicas

 

El descanso es importante. Durante el sueño, el organismo libera todo tipo de hormonas antioxidantes que ayudan a la reparación celular, combate infecciones y crea masa muscular. Se ha determinado que no dormir bien puede causar afecciones cardiovasculares, obesidad, afecciones renales y diabetes.

Los expertos indican que un adulto plenamente formado debe dormir cuanto menos 6-7 horas diarias para permitir al organismo descansar y realizar el proceso de reparación celular.

Tratamiento del insomnio

El tratamiento utilizado para tratar el insomnio consiste en el empleo de algunas píldoras para dormir como Zolpidem (Ambien), Zaleplon (Sonata) o Ramelteon (Rozerem)  así como en terapia conductual, que permite modificar hábitos errados del sueño.

Hay que tener sumo cuidado con el tipo de píldoras que se consumen en estos casos. Normalmente este tipo de medicamentos solo son vendidos con previa prescripción médica, ya que son potentes fármacos que entran en el rango de los psicotrópicos y estupefacientes si son utilizados por personas que no lo requieren.

La realización de ejercicios cardiovasculares y la modificación de la dieta pueden ser excelentes aditivos a un tratamiento para la regulación del sueño.

Otra recomendación que dan los expertos es evitar la ingesta de bebidas alcohólicas antes de acostarse a descansar, ya que estas alteran el trabajo neurológico normal.

Referencias:

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *