Insomnio en la Menopausia

El insomnio tiene amplio espectro, que puede afectar a todos los seres humanos, sin distingo de raza, sexo u edad.  Las cifras son alarmantes, en cuanto a la cantidad de personas que lo sufren a nivel mundial. Solo en México 40 millones de individuos sufren de Insomnio, mientras que en España el 48% de los españoles lo padecen.

Tal es la alarma, que la Organización Mundial de la Salud cataloga este problema como una epidemia que afecta la salud de la humanidad. Se ha determinado que el insomnio puede ocasionar todo tipo de enfermedades psiquiátricas y neurodegenerativas si no se atiende con rapidez.

Como se ha dicho, el insomnio tiene un amplio espectro en el cuál se ven afectadas las mujeres en pleno proceso menopáusico, ya que los cambios físicos y hormonales que ellas sufren cumplidas las 4 o 5 décadas de vida pueden llegar a afectarla su estilo y calidad de vida. Para comprender que esto forma parte de un proceso natural, este artículo explicará todo lo relacionado al insomnio menopáusico.

Diagnóstico

Los estudios realizados por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos indican que alrededor del 20% de las mujeres que han alcanzado las 4 o 5 décadas de vida aseveran haber tenido problemas para conciliar el sueño.

De hecho, esta dificultad para conciliar el sueño ha sido más notoria en mujeres que se encuentran en los años transitorios a la menopausia (entre 35-45 años de edad). El 65 % de las damas de este grupo afirmaron que dormían mucho menos de las 8 horas recomendadas por los expertos para tener un sueño adecuado.

Los estudios que se llevan a cabo para atender a una mujer que sufre de insomnio menopáusico son los siguientes:

 

Polisomnografía

 

Para determinar las causas exactas que puedan estar afectando el sueño de una persona es imperioso realizar un estudio de sueño o polisomnografía. Este consiste en el empleo de un polisomnógrafo, el cual sirve para recopilar datos como la actividad cerebral, el movimiento muscular y ocular, la frecuencia cardiorrespiratoria del individuo mientras descansa y los movimientos de sus extremidades.

Normalmente este estudio se hace para descartar que el insomnio se deba a otro tipo de trastornos del sueño más graves, bien sea el insomnio familiar fatal, o bien alteraciones del sistema circadiano.

Si la manifestación de insomnio no responde a síntomas menopáusicos, es importante descartar que no se deba a otra patología.

 

Toma de muestras de sangre

 

La forma más inmediata de determinar si existe o no un proceso menopáusico en una mujer es a través de la toma de muestras de sangre. A través de estas muestras, se analiza la concentración de hormonas femeninas FSH (hormona foliculoestimulante) y el estradiol.

Cuando una mujer sufre de Menopausia el nivel hormonal muestra que el estradiol disminuye y aumenta la hormona foliculoestimulante.

Causas del Insomnio Menopáusico

El insomnio en personas normales se relaciona con hábitos incorrectos de sueño, depresión, estrés y otros factores. Otra causa inmediata y probable del insomnio se debe a la ingesta excesiva de alimentos con alto contenido en minerales y azúcares durante la noche, lo cual el organismo transforma en energía que no puede consumir cuando el cuerpo se encuentra en reposo.

Sin embargo, en la mujer madura está íntimamente relacionado con un proceso de cambio hormonal que afecta los procesos naturales de su organismo. La pérdida definitiva de la menstruación es un proceso complejo, donde la mujer deja de producir ciertas hormonas en sus ovarios que se liberan durante el ciclo menstrual.

Síntomas del Insomnio Menopáusico

La base del insomnio menopáusico son, indudablemente, los cambios hormonales que ocurren en la mujer llegada a cierta edad. Esto, sumado a algunas consecuencias que ocasiona el no dormir pueden ser problemáticas en un proceso tan delicado como este.  En este proceso, pueden presentarse los siguientes síntomas:

 

Depresión

 

La principal consecuencia del insomnio y los cambios hormonales que lo ocasionan son cuadros depresivos. Aunque la depresión no tiene graves consecuencias clínicas inmediatas, con el paso del tiempo puede propiciar todo tipo de enfermedades psiquiátricas y neurodegenerativas.

Ser optimistas y tener una mentalidad positiva con respecto a la vida propicia la conservación de la salud. Esto se debe a que las emociones juegan un papel fundamental en la salud del ser humano.

De hecho, el desequilibrio emocional y la depresión pueden ocasionar descontrol en el sistema inmunológico de los individuos, haciéndolos más propensos a todo tipo de enfermedades patógenas. En consecuencia, el descontrol emocional puede ocasionar también enfermedades neurodegenerativas y crónicas.

 

Cansancio

 

Es natural que los individuos que sufren de insomnio no puedan concentrarse y conserven un nivel de ensoñación perenne durante el día. Esto se debe a la falta de sueño, un proceso necesario para la regeneración celular y el correcto funcionamiento del organismo. El no dormir también puede ocasionar todo tipo de alucinaciones y síndromes delirantes cuando es muy prolongado.

 

Ansiedad

 

El cambio hormonal que sufre la mujer durante la menopausia puede ocasionarle todo tipo de desequilibrios emocionales. La ansiedad ocasiona en ella miedo, desesperación y en casos muy graves, esta es capaz de causar ahogamiento y dificultades para respirar en la mujer.

Tratamiento

El tratamiento para atender el insomnio menopáusico está íntimamente relacionado con el que se utiliza para tratar la menopausia.

 

Ejercicios de Meditación y Relajación

 

Un complemento para el tratamiento de la menopausia que puede ayudar a reducir los niveles de estrés y ansiedad ocasionados por el cambio hormonal que sufre la mujer durante este proceso, es la realización de ejercicios de meditación y relajación como el yoga.

Científicamente, estudios llevados a cabo en materia neurológica en la India han confirmado que estas terapias naturales son beneficiosas para la salud. Mantener estas prácticas permitirá reducir los cuadros de insomnio en quien los padezca.

 

Tratamiento de sustitución Hormonal

 

En esta terapia, se basa en la utilización de estrógenos para suprimir los síntomas de la menopausia. Normalmente se suministran por vía transdérmica, haciendo uso de parches o por  vía oral. Las damas a las que no se les ha extirpado el útero deben recibir progesterona, ya que este ayuda a prevenir el cáncer de endometrio y la hiperplasia.

Este tratamiento está contraindicado si la dama sufre de patologías relacionadas con la vesícula biliar, problemas hepáticos, trombosis venosa o hemorragia vaginal anormal. De haber sufrido de cáncer estrógeno-dependiente, no es recomendado este tratamiento.

No existen datos en donde  se evidencie que los médicos receten antidepresivos o medicamentos para dormir a las damas en proceso menopáusico. Es recomendable asistir siempre al médico antes de consumir cualquier medicamento.

Recomendaciones para contrarrestar el insomnio menopáusico

Para tratar de controlar y evitar el insomnio durante la menopausia, los expertos aconsejan lo siguiente:

  • No fumar ni consumir bebidas alcohólicas: Estas sustancias pueden alterar la higiene del sueño y con ello ocasionar todo tipo de trastornos, entre ellos el insomnio.
  • Dormir en un lugar con temperaturas frescas: Debido a que uno de los síntomas de la menopausia más comunes es la , los expertos recomiendan que la dama descanse en un lugar con una temperatura adecuada (ni demasiado fría, ni demasiado calurosa).
  • Descansar con ropa holgada: Una manera de hacer más cómodo el sueño, es descansar con ropa fresca y holgada, ya que esto ayuda a que el descanso sea cómodo.
  • Mantener una higiene de sueño saludable: donde se respeten los horarios de descanso y las horas recomendadas (8 horas diarias) de sueño. Modificar el patrón de descanso diario puede ayudar a mejorar la calidad de vida de la paciente.
Referencias:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *